SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

¿Es el aceite de palma tan perjudicial para nuestra salud?

Ana Amigo,  Miércoles, 12 de Abril de 2017
Los europeos consumen unos 6 litros de aceite de palma al año. Los especialistas ya han dado la voz de alerta y llevan años recomendando su ingesta moderada debido a que aumenta los niveles de colesterol en sangre.

El aceite de palma -sodium Palmitate, manteca de palma, aceite de palmiste- es uno de los productos más utilizados por la industria alimentaria. Sobre todo en los alimentos procesados, bollería industrial, productos congelados, pizzas precocinadas, pastillas de caldo e incluso en alimentos infantiles recomendados para niños de entre 4 y 6 meses. Actualmente 1 de cada 2 productos de la sección de bollería de los supermercados lo incluye.  El principal motivo por el que se utiliza en la industria, además de su precio, es porque de todos los aceites de uso alimentario, el de palma es el que permite más texturas, con lo que se da mayor consistencia a los productos. En el caso de la margarina hace que ésta resulte más fácil de untar y además es el aceite que tarda más en ponerse rancio, por lo que las fechas de caducidad de los productos en los que se utiliza se pueden alargar.

 

En los últimos meses parece que la cuestión ha tomado mayor relevancia debido a que a través de las redes sociales se ha comenzado a alertar de sus peligros. El chef del Valencia Montessori School, Juan Llorca, especialmente involucrado en concienciar de la importancia de una alimentación saludable para nuestros hijos, a través de su blog y de vídeos en youtube es uno de los que está abanderando esta ‘guerra’ al aceite de palma. Ha denunciado públicamente su uso por parte de marcas de alimentación tan conocidas como Nestlé, Kínder, McDonald’s, Ferrero, La Cocinera, Flora, Fontaneda, Knorr, Buitoni Donuts, Oreo, Nocilla o Hero entre otras. 

 

El pasado 5 de abril el cerco al aceite de palma llegó al Congreso de los Diputados, que ha aprobado una Proposición No de Ley que pide más visibilidad en las etiquetas de los productos que contengan esas sustancias y que se restrinja la publicidad de estos productos. Además, pide también que los productos que contengan esta grasa se eliminen de las máquinas de vending y bares de centros educativos y centros deportivos.

 

Las grandes cadenas de distribución -Mercadona, Lidl, DIA y Alcampo- ya han pedido a sus proveedores que cambien en sus productos el aceite de palma por otro. En caso de no ser posible el reemplazo, le exigirán un certificado de sostenibilidad como hacen ya Carrefour o El Corte Inglés. 


Mensaje de tranquilidad de los pediatras

Ante esta polémica, desde El Consumidor Seguro nos hemos puesto en contacto con la Asociación Española de Pediatría (AEP). El Dr. José Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición de la Asociación, a quien preguntamos si hay realmente evidencias que demuestren que el aceite de palma es perjudicial para la salud. “Por su contenido en grasas saturadas es aconsejable limitar su consumo -como en general de todas las grasas saturadas-, es decir, el consumo diario de grasas saturadas debe ser inferior al 10% de las calorías totales del día, que para una dieta de 2000 kcal viene a representar 20-22 gramos al día”, nos dice. Sin sobrepasar estos límites quizá “se está creando una alarma innecesaria a la población”.


Alimentos infantiles

Lo que más llama la atención es conocer que incluso en alimentos infantiles se incluyen estas grasas. Nos alarma, a los profanos en la materia, que los bebes necesiten tomar grasas, pero el Dr. Moreno nos los aclara inmediatamente. “Las necesidades de energía del lactante y del niño pequeño son elevadas, muy superiores a las de los adultos. La grasa constituye aproximadamente el 50% del contenido energético de la leche materna y de las fórmulas infantiles. Esta grasa está en forma de triglicéridos, en los cuales los ácidos grasos saturados y no saturados se unen a una molécula de glicerol. No está indicada la restricción del consumo de grasas en estas edades, y el empleo de dietas pobres en grasas se asocia efectos negativos sobre el crecimiento y el desarrollo a largo plazo”.

 

Además, nos sorprende conocer que “el ácido palmítico es el ácido graso más abundante en el organismo y tiene distintas funciones además de la producción de energía, entre otras la capacidad de unirse a determinadas proteínas necesarias para algunas funciones del sistema nervioso, para la formación del surfactante pulmonar o para garantizar la unión celular”, con lo cual es necesaria para los niños. “La leche materna y las fórmulas infantiles contienen cantidades importantes de ácido palmítico, que es necesario para el organismo. Las cantidades contenidas en las fórmulas infantiles están en ese rango. Cambia un poco la proporción de palmítico en posición beta -inferior en las fórmulas- pero, fuera de los efectos sobre el estreñimiento, no se ha podido encontrar ningún otro efecto de esa diferencia”, añade.

 

Por otro lado, la legislación española y europea regulan el contenido de grasa de las fórmulas infantiles: “Queda prohibida la utilización de las siguientes sustancias: aceite de sésamo y aceite de algodón. El contenido en ácidos grasos trans no será superior al 3% del contenido total e materia grasa. El contenido en ácido erúcico no será superior al 1% del contenido total en materia grasa”. Sin hacer ninguna referencia al ácido palmítico. “Todas las fórmulas infantiles disponibles en el mercado español cumplen rigurosamente la legislación. Lo mismo ocurre con los demás productos destinados a lactantes y niños pequeños”, afirma categóricamente el Dr. Juan Manuel Moreno. 

 

En definitiva, desde la AEP transmiten un mensaje tranquilizador a las familias. Los productos destinados a lactantes y niños pequeños disponibles en el mercado español son seguros y cumplen las normativas de composición comunitarias y españolas.

 

En cuanto a la alimentación de los niños mayores, el consejo es consumir una dieta variada en la que estén limitadas las grasas saturadas -entre ellas el aceite de palma- pero sin crear alarmismos innecesarios.


  • COMENTAR
  • 1 comentarios
  • 791 visitas
 
COMENTARIOS (1)
 
1. Publicado por Jesús el 18/04/2017 12:04
 
Para los que tenemos niños pequeños es una noticia tranquilizadora. Sobre todo porque ahora empezamos a darle leche de continuación y vemos que todas incluyen aceite de palma.

Gracias por la información