SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Cómo actuar ante una suplantación de identidad en servicios de telecomunicaciones

Redacción,  Lunes, 01 de Agosto de 2016
Cualquier usuario puede ser víctima de una suplantación de identidad en la contratación de servicios de telecomunicaciones.
Es un serio problema porque la contratación irregular de esos servicios mediante suplantación de identidad suele desembocar además en una inserción indebida en ficheros de morosidad. Para solucionarlo, hay una serie de pasos básicos que debe seguir un ciudadano que haya sido víctima de un abuso de ese tipo.
 
La suplantación de identidad en uno de los motivos más frecuentes de presentación de reclamaciones ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). De hecho, el sector de las telecomunicaciones aglutina más de la mitad de las sanciones que este organismo impone cada año; también es uno de los principales ámbitos de reclamación ante las organizaciones de consumidores. Los usuarios deben conocer cuáles son sus derechos en relación a la privacidad y el uso de sus datos y también cómo exigirlos y ante qué instancias pueden reclamar.

4 pasos básicos para reclamar

El Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) y la AEPD ofrecen 4 pasos básicos para reclamar. Son los siguientes:
 
1. Denuncia.
Presentar una denuncia ante la Policía Nacional o la Guardia Civil por presunto fraude en la contratación. El afectado deberá trasladar una copia de la misma a la compañía que presta el servicio, solicitándole la cancelación de los datos.
 
2. Reclamación.
 
Si derivado de la suplantación se le exige el pago de una deuda, el ciudadano puede reclamar ante las Juntas Arbitrales de Consumo. También puede presentar una reclamación ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones Además, existe la posibilidad de recurrir a los Tribunales de Justicia. En todos los casos, conviene trasladar una copia de la reclamación al acreedor.
 
3. Cancelación de datos.
 
Si el ciudadano tiene constancia de que sus datos han sido incluidos en un fichero de morosidad a raíz de negarse a abonar ese servicio, deberá dirigirse al acreedor exigiendo la cancelación de sus datos, aportándole copia de cualquiera de los documentos recogidos en los puntos 1 y 2. Cuando, a pesar de haberlo solicitado, los datos sigan incorporados al fichero de morosidad, puede solicitar la tutela de la Agencia. Es recomendable también, si el afectado conoce quién es el titular del fichero de morosidad, enviar esos documentos solicitando la cancelación.
 
4. Acudir a la Agencia de Protección de Datos.
 
Si el ciudadano opta por acudir a la Agencia de Protección de Datos para denunciar la suplantación de identidad, es necesario indicar el servicio cuya contratación se le atribuye, indicando el número de línea asociada y añadiendo una copia de la reclamación enviada a la compañía. Si la reclamación se hubiera realizado por teléfono, será necesaria la referencia asignada durante la llamada. Es importante aportar una copia de las facturas asociadas al servicio objeto de denuncia; pero si no dispone de facturas, se puede presentar una copia de cualquier información que indique que los datos del ciudadano figuran en los ficheros de la entidad asociados al servicio supuestamente contratado.

  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 524 visitas