SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Comparte por Whatsapp tu lotería de Navidad… sin que sea una pesadilla

Redacción,  Miércoles, 14 de Diciembre de 2016
Los tiempos cambian: 3 de cada 4 españoles comparten décimos de lotería de Navidad, pero con las nuevas tecnologías las participaciones en papel son sustituidas por medios digitales, sobre todo por Whatsapp. Lo que no es más que un juego compartido puede convertirse en un quebradero de cabeza.
Es necesario cumplir unos requisitos para que una conversación de Whatsapp sea considerada como un elemento de prueba apto para acreditar nuestra participación en un número que resulte agraciado.

Los tiempos cambian: 3 de cada 4 españoles comparten décimos de lotería de Navidad, pero con las nuevas tecnologías las participaciones en papel son sustituidas por medios digitales, sobre todo por Whatsapp. Lo que no es más que un juego compartido puede convertirse en un quebradero de cabeza.

 

Es necesario cumplir unos requisitos para que una conversación de Whatsapp sea considerada como un elemento de prueba apto para acreditar nuestra participación en un número que resulte agraciado. Estos son los pasos imprescindibles:

 

- Crear un grupo de Whatsapp específico para el sorteo de Navidad en el que estén agregados todos los que participan en el número.

 

-  Enviar una imagen del número al que se juega, donde se vean claramente todos los datos del décimo.

 

-  Indicar en un mensaje quién es el ‘depositario’ del número, quién será la persona encargada de su custodia.

 

- Es aconsejable guardar los mensajes del grupo y/o enviarlos por correo electrónico para salvaguardar esta información ante posibles contratiempos del dispositivo móvil o de la aplicación.

 

Son las recomendaciones del grupo DAS para que la alegría de compartir los décimos de lotería no se convierta en tu peor pesadilla.


¿Y si el depositario pierde el décimo?

El depositario debe tomar también algunas medidas de precaución, ya que no solo es responsable del importe proporcional de adquisición del número, sino también del premio que pudiera tocar. Es recomendable que el depositario, en cuanto tenga conocimiento de la pérdida del décimo, presente una denuncia ante las autoridades policiales, identificando el número, la serie y la fracción. Porque legalmente el depositario asume la responsabilidad de custodiar el número y por lo tanto adquiere un compromiso ante el resto de partícipes.


¿Y si nos arrepentimos de compartirlo?

Si después de haberse comprometido a compartir un décimo de lotería alguno de los miembros del grupo se echa a atrás y no lo quiere compartir, que sepa que se enfrenta a un delito de apropiación indebida con una de entre 6 meses y 3 años de cárcel.

 

Pero no sólo la apropiación está penada. Legálitas recuerda otras conductas como falsificar un décimo de lotería premiado o una participación puede salirnos muy caro. Según el artículo 32 del Código Penal, además de estas penas de cárcel también caerá una multa a aquel que:

- Altere el documento, por ejemplo, cambiar alguna de las cifras del décimo original.

 

- Quien simule un documento en todo o en parte de forma tal que induzca a error en cuanto a su autenticidad. Por ejemplo, hacer una fotocopia en color del décimo privado y posteriormente ir una administración para cobrarlo indicando que es verdadero.

 

Pero ojo, la ley no sólo castiga a aquel que hubiera realizado estas conductas, sino que entiende que también incurren en delito los que sin haber intervenido en su falsificación traficasen con el mismo. Es decir, cuando a sabiendas de la falsedad del décimo se lo vende a un tercero; en estos casos la pena es de prisión de 6 meses a 1 año y multa de 3 a 6 meses.


¿Y si alguien roba el décimo al depositario?

En estos supuestos, Legálitas recuerda que si el hecho tuviera lugar con anterioridad al sorteo, tendríamos que hablar de un delito leve de hurto o de un delito de robo (será robo si se ha hecho con fuerza en las cosas o con violencia o intimidación en las personas para obtener ese decimo). Si un compañero tiene el décimo encima de su mesa y otro se lo coge, en ese caso hablaríamos de un delito de hurto. Si su valor es superior a 400 € la pena es de prisión de 6 a 18 meses. Si el valor es inferior a 400 €, el castigo será una multa.

 

Si para quitarle el décimo se rompe una cerradura de un cajón porque lo tiene bajo llave, entonces estaremos hablando de un delito de robo castigado con pena de prisión de 1 a 3 años. Si se hace con violencia contra alguna persona, la pena es de 2 a 5 años de prisión.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 233 visitas