SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

¿Es posible desheredar a los hijos?

@AnaAmigo_,  Jueves, 23 de Marzo de 2017
Desheredar a un hijo es, según la normativa estatal, prácticamente imposible.
En el País Vasco se permite desheredar a los hijos sin necesidad de causa justificada, con la excepción de que si se tiene un único hijo a éste no se le podrá apartar de la herencia.

El Código Civil en su artículo 853 lo permite en casos excepcionales, como que el hijo haya sido condenado en sentencia firme por delito contra el padre, que se haya producido un maltrato grave como la denegación de alimentos, que no haya relación familiar por causa del hijo o que haya habido maltrato psicológico. “La desheredación, sólo podrá tener lugar por algunas de las causas que expresamente señala el Código Civil, pudiendo hacerse en testamento y expresando en él la causa legal en que se funde”, explica la profesora titular del departamento de Derecho Civil de la Universidad de Málaga, Blanca Sillero.


Caso excepcional, el País Vasco

Sin embargo, algunas comunidades autónomas como el País Vasco han legislado esta cuestión y desde que en octubre de 2015 entró en vigor el nuevo Derecho Civil Vasco se han introducido novedades en el tema sucesorio. La más destacada es la “mayor libertad que tiene el testador en la disposición de sus bienes”, nos dice la abogada, doctora en Derecho y profesora de la Universidad de Deusto, Marisa Gracia. Desde entonces, en el País Vasco se permite desheredar a los hijos sin necesidad de causa justificada, con la excepción de que si se tiene un único hijo a éste no se le podrá apartar de la herencia. Así lo señala el artículo 48.2 de la Ley del Derecho Civil Vasco que dice textualmente: ‘El causante está obligado a transmitir la legítima a sus legitimarios, pero puede elegir entre ellos a uno o varios y apartar a los demás, de forma expresa o tácita’. Por tanto, como nos explica la profesora, “con la nueva Ley Vasca, no es necesario justificar la desheredación a un hijo y, por otra parte, es posible perfectamente destinar la herencia a uno de dichos hijos, dejando al margen a los demás”. “El testador puede valorar entre sus descendientes a quien desea dejarles su patrimonio y puede hacerlo con libertad”, añade.

 

Marisa Gracia recuerda que “solo un tercio de la herencia está sujeto a la legítima, pero mientras se respete que dicho tercio se atribuye a los legitimarios, puede hacer coincidir dicho tercio con el hijo al que le atribuye el resto de le herencia, esto es, que los dos tercios de la herencia se los otorgue porque así lo desea el testador: el tercio que es obligatorio atribuir a los legitimarios (los que tienen derecho por ley) también se lo atribuya a dicho hijo, y los demás descendientes no podrían impugnar nada”.

 

Además, el mecanismo para desheredar a un hijo es tan sencillo como no nombrarle en el testamento.

 

Otra de novedad interesante del Derecho Civil Vasco lo constituye el denominado ‘Pacto Sucesorio’, una figura prohibida por el Derecho Civil común, y que permite que a través de un contrato firmado en vida del testador por quienes están vinculados por grado de parentesco acuerden, en escritura pública, el nombre de los herederos y las condiciones que deben cumplir. “En este Pacto también se puede concretar que un hijo se haga cargo de los cuidados del padre a cambio de que se queden con la herencia”, explica Gracia.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 812 visitas