SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Cómo ejercer el derecho al olvido en buscadores de Internet como Google

Redacción,  Miércoles, 19 de Abril de 2017
Esto de dejar huella a cada paso que damos en Internet a veces trae problemas, o simplemente alguien no quiere que su rastro siga disponible en los buscadores de Internet, sobre todo en Google.
Google, Bing y Yahoo tienen disponibles sus propios formularios para recibir las peticiones de ejercicio de derechos en este ámbito.

Cualquier ciudadano puede ejercer lo que se llama derecho al olvido, que en síntesis es que las personas tienen derecho a solicitar que los enlaces a sus datos personales no figuren en los resultados de una búsqueda en Internet.

 

El derecho al olvido es, pues, la manifestación de los tradicionales derechos y la cancelación y oposición aplicados a los buscadores.

 

El derecho al olvido hace referencia al derecho a impedir la difusión de información personal a través de internet cuando su publicación no cumple los requisitos de adecuación y pertinencia previstos en la normativa. Lo explica la Agencia Española de Protección de Datos: “incluye el derecho a limitar la difusión universal e indiscriminada de datos personales en los buscadores generales cuando la información es obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público, aunque la publicación original sea legítima (en el caso de boletines oficiales o informaciones amparadas por las libertades de expresión o de información)”.


2 claves a tener en cuenta

La primera duda es si se puede ejercer frente al buscador sin necesidad de acudir antes a la fuente original. La respuesta es sí, porque los motores de búsqueda y los editores originales realizan dos tratamientos de datos diferenciados.

 

Otra cuestión es que si se ejerce el derecho al olvido frente a un buscador, la información no desaparecerá de Internet. Hay que tener cuidado con esto, y así se recogió un sentencia que viene de 2014. Resulta que los derechos de cancelación y oposición realizados frente a los buscadores solo afectan a los resultados obtenidos en las búsquedas hechas mediante el nombre de la persona y no implica que la página deba ser suprimida de los índices del buscador ni de la fuente original. El enlace que se muestra en el buscador sólo dejará de ser visible cuando la búsqueda se realice a través del nombre de la persona que ejerció su derecho.


¿Cómo ejercer el derecho al olvido?

Para ejercer los derechos de cancelación y oposición (derecho al olvido) es imprescindible dirigirse en primer lugar a la entidad que trata sus datos, es decir, el buscador. Los buscadores más utilizados son Google, Bing y Yahoo, que tienen disponibles sus propios formularios para recibir las peticiones de ejercicio de derechos en este ámbito. Y atención, porque si la empresa no responde a la petición realizada o el ciudadano considera que la respuesta que recibe no es la adecuada, puede solicitar que la Agencia Española de Protección de Datos tutele su derecho frente al responsable.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 433 visitas