SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Si te lanzas a practicar deportes de nieve, lo mejor para disfrutar es estar asegurado

Redacción,  Miércoles, 15 de Marzo de 2017
Estamos apurando la temporada y a punto de iniciarse los viajes a la nieve en Semana Santa para seguir disfrutando de los deportes a pie de pista que tantos meses se habían hecho esperar.
Los seguros para la nieve son muy flexibles.

Los amantes del esquí, el snowboard y otros deportes que en estos meses se practican en las estaciones de España y Andorra tienen a su disposición una amplia gama de seguros de Asistencia en Viaje con coberturas adaptadas a la medida de cada deportista. Estos seguros cubren todas las actividades deportivas siempre que sean practicadas por aficionados, no las competiciones profesionales.

 

Muchas corredurías de seguros están especializadas en este tipo de productos aseguradores para que cualquier percance esté perfectamente cubierto. También se pueden contratar directamente con compañías de seguros. Los amantes del esquí alpino, esquí de fondo, snowboard o caminatas con raquetas de nieve deben tener en cuenta la importancia para asegurar los daños propios y también una posible responsabilidad civil ante terceros. Nadie quiere que suceda, pero hay que tener en cuenta que cualquier deportista puede sufrir un accidente mientras practica un deporte de invierno y también causarlo a otros esquiadores. Es la mejor recomendación: tener todo asegurado para que un día de esquí sea únicamente para disfrutar, no para que sea una mala experiencia por haber sido previsores.


No obligatorio, pero sí recomendable, y a la medida

Un seguro para la nieve no es obligatorio, pero sí recomendable. Por ejemplo, un esquiador que no cuente con un seguro y sufra un accidente en las pistas, tendrá que abonar el coste de su rescate. Si es un ‘rescate sencillo’, es muy probable que el importe que tenga que pagar ronde los 150 euros. Pero si es una evacuación complicada en la que tiene que intervenir un helicóptero y además el herido tiene que ser trasladado, el coste se puede disparar. Porque lesiones y accidentes están a la orden del día.

 

Son flexibles. Los seguros pueden contratarse para desplazamientos o viajes de un solo día o fin de semana, a toda una temporada completa. También hay seguros que permiten asegurar a grupos enteros o familias enteras.

 

Al margen de que se puedan personalizar, las coberturas más habituales que incluyen estos seguros son la asistencia médica por enfermedad o accidentes, rescate en pista, gastos médicos, responsabilidad civil por daños a terceras personas, traslados, repatriación, estancia en hotel, etc. En todo caso, el precio final de la póliza variará en función de las coberturas contratadas y de los límites en las indemnizaciones. La prima del seguro es bastante asequible si se tiene en cuenta la amplitud de coberturas que incluye.

 

La recomendación desde El Consumidor Seguro siempre es la misma: no escatimar nunca en el precio del seguro.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 310 visitas