SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Si tu hipoteca está referenciada al IRPH reclama, tienes mucho que ganar

Ana Amigo,  Jueves, 24 de Noviembre de 2016
En España hay 1,3 millones de familias que están pagando hasta 200 euros de más en la cuota de su hipoteca al tenerla referenciada al IRPH, en vez de al Euríbor.
Los consumidores hipotecados con IRPH siguen pagando unos intereses mucho mayores que los que están refenciados al Euríbor

Con la caída del Euríbor en los últimos años, ahora en mínimos históricos, muchas familias han visto cómo su vecino se alegraba al ver cómo le bajaba el recibo y a él no. ¿Qué me está pasado, se preguntaban? Pues uno de los motivos más comunes es que su referencia no era al Euríbor, sino al IRPH, y lo peor de todo, es que muchas veces ni siquiera lo sabían.


¿Qué es el IRPH?

Hablamos con Almudena Velázquez, abogada en Elcano Asesores y especialista en Derecho Bancario. “Bajo esa denominación se conoce el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH), un porcentaje que utilizan las entidades financieras para actualizar las hipotecas firmadas a interés variable. Es el segundo índice más utilizado en España, tras el euríbor”, nos dice.

 

Hasta el año 2013 convivían 3 tipos de IRPH -denominados IRPH Cajas, IRPH Bancos e IRPH entidades-. A partir de noviembre de ese año a raíz de la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, los dos primeros tipos desaparecieron. Pero ¿Qué pasó con quienes tenían sus hipotecas referenciadas a estos índices? En estos casos se han dado varios supuestos, nos dice la letrada:

 

          Si la hipoteca estaba referenciada a IRPH cajas, IRPH bancos y se contemplaba un índice sustituto, se aplicó éste. Por ejemplo, en algunas escrituras se preveía la aplicación del euríbor más un diferencial, y fue el que se aplicó y viene haciéndose en la actualidad. Que lamentablemente son las menos.

          Si la hipoteca se referenció a IRPH cajas o IRPH bancos y en el contrato no consta ningún índice sustitutivo, pasaron a IRPH de entidades + un diferencial que, en esencia, viene a producir como resultado que se siga pagando la misma cuota de antes. 

          Por último, si el préstamo está referenciado a IRPH cajas y en la escritura se expresó que en caso de desaparición de dicho índice, se continuaría con el último interés aplicado, la hipoteca se convirtió en un préstamo de tipo fijo. Por ejemplo, si en la última revisión de la hipoteca se aplicó un interés de IRPH Cajas (al 2,5% por ejemplo) + diferencial, las cuotas quedaron fijadas en ese 2,5%, sin el diferencial.

 

En resumen, que el estado de las cosas sigue más o menos igual y los hipotecados con IRPH siguen pagando unos intereses mucho mayores que los que están refenciados al Euríbor.

Es la hora de reclamar

Almudena Velázquez, abogada en Elcano Asesores y especialista en Derecho Bancario. (FOTO: cedida)

Las asociaciones de consumidores y abogados especialistas han recibido miles de reclamaciones de los usuarios en este sentido. Y ya son varias las sentencias ganadas a las entidades que declaran la nulidad de este índice, basándose en su falta de transparencia y en su facilidad para ser manipulado por parte de las propias entidades que lo aplican.

 

Incluso al Banco de España, según nos cuenta Almudena Velázquez, “ha dejado constancia que el IRPH es susceptible de ser manipulado por los bancos, puesto que son las propias entidades las que facilitan los datos para que se elabore el indicador. Basta con que la que otorgó un préstamo suba los tipos de interés en futuras operaciones para que el IRPH se modifique en general. De esta forma, el hipotecado depende siempre de una decisión unilateral de su entidad…o del resto que participan en la fijación del índice, lo que judicialmente ha motivado que ya existan sentencias declarándolo nulo por tal circunstancia y por falta de transparencia”.

 

La cuestión está realmente ‘caliente’ e incluso en redes sociales se percibe una gran movilización de afectados pidiendo al Gobierno que tome cartas en el asunto.


¿Es el IRPH la nueva cláusula suelo, nos preguntamos? “Es incluso peor”, sentencia Velázquez. “El IRPH es incluso peor que la cláusula suelo en cuanto a su funcionamiento, porque esta última sólo ‘se activó’ cuando el euríbor bajó a partir de 2009, mientras que el primero se aplica desde el inicio del préstamo, sea cual sea el devenir de la economía nacional. Y de hecho ha provocado un mayor desembolso a los hipotecados con este índice que a los que tenían euríbor para el pago de su préstamo. En cuanto a su reclamación, existen semejanzas con la cláusula suelo, ya que a los clientes en general no se les explicó en qué consistía ni se le hicieron simulaciones previas de su evolución ni comparativas con el índice más utilizado, para que pudieran decidir cuál les convenía más. Sólo se les ‘vendió’ el IRPH como más estable y seguro que el euríbor, lo que en un momento en que este no paraba de crecer como fueron los años del boom inmobiliario, consiguió que muchas familias se decantaran por el IRPH sin conocer su cara ‘B’: que siempre ha estado más alto que el euríbor y que además y como ya hemos dicho, es manipulable”.

 

Ante esta situación, preguntamos a la letrada qué podemos hacer. “En primer lugar, reclamar al banco para que proceda a la inmediata eliminación de tal índice y recalcule nuestras cuotas para que lo pagado de más sirva para disminuir nuestra deuda pendiente (y con ello los siguientes pagos, ya con el Euríbor)”. Puntualiza que “lamentablemente son muy escasos los supuestos en que las entidades se avienen a esta solución negociada, por lo que la demanda es obligada en el 99% de los casos, pero aun así esa reclamación nos servirá para acreditar que se ha intentado llegar a un acuerdo y el banco se ha negado a ello, lo que es muy importante a efectos de la imposición de las costas a la entidad y medir su mala fe, ya que juegan con el ‘miedo’ que tradicionalmente tiene la gente a iniciar un procedimiento judicial y con esa negativa previa lo que buscan es desincentivar al afectado, que se conforme y que renuncie a lo que es suyo”.

 

A día de hoy ya hay más de 30 sentencias por toda España que están dando la razón a los afectados. Y desde que se conoce el informe del Banco de España de junio de este año, Velázquez piensa que “serán muchos más los jueces que ya no tengan dudas acerca de ilicitud de tal índice y su necesaria declaración de nulidad, consiguiendo su sustitución por el euríbor, y la devolución de lo indebidamente pagado”.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 758 visitas