SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

La ‘guerra de las comisiones’ de los bancos: no todo vale

Redacción,  Lunes, 01 de Agosto de 2016
CNMC ha publicado un informe ‘Sobre las comisiones de retirada en efectivo en los cajeros automáticos’.
Las comisiones cobradas por las entidades bancarias son motivo de un elevado número de quejas por parte de los consumidores, según la última Memoria de Reclamaciones del Banco de España. Recordemos que estamos en un momento en el que los tipos de interés se encuentran en mínimos, por lo que las entidades ‘abusan’ de las comisiones para mantener sus ingresos. Aproximadamente cada español paga una media de 180 euros anuales en comisiones, muy por encima de la media europea que está en unos 111 euros anuales y suponen el 40% de los ingresos de las entidades

 

Pero debemos de saber que, según el propio Banco de España, las comisiones se definen como las cantidades que cobran las entidades de crédito en compensación por sus servicios y debemos recordar que las entidades son libres para fijar las tarifas o precios de las comisiones bancarias, según el principio de libertad de pacto o autonomía de la voluntad. Eso sí, siempre deben cumplir dos requisitos: que respondan a servicios efectivamente prestados o gastos habidos y que hayan sido solicitados y aceptados en firme por el cliente. Por tanto, hay obligación por parte de la entidad de entregar contrato; remitir resumen de comisiones anual en enero; prohibición de remisión genérica a tarifas. En el caso de modificación de condiciones, es obligatorio informar al cliente y que éste acepte las nuevas condiciones. Además las entidades deben actualizar e informar públicamente trimestralmente de los cambios que se produzcan.


Comisiones abusivas

De las muchas comisiones que cobran las entidades y que pueden ser más o menos discutidas, a día de hoy hay tres tipos de comisiones que han sido declaradas abusivas por los tribunales de justicia, pero que muchas entidades siguen cobrando. Se trata de la comisión de descubierto en cuenta corriente, la comisión de reclamación de posiciones deudoras y la comisión de devolución de efectos.

 

La comisión de descubierto en cuenta corriente se debe reclamar. Se trata de una comisión en la que no es habitual que exista pacto contractual entre la entidad y el cliente y cuando existe, se suele modificar unilateralmente el porcentaje aplicado. En cualquier caso, esta comisión no responde a la efectiva prestación de un servicio.

 

En cuanto a la comisión de reclamación de posiciones deudoras, se repercute cuando se produce una situación de mora. En estos casos, las entidades generan automáticamente una comunicación al cliente informando de dicho saldo deudor. Esta comunicación genera una comisión de reclamación de entre 15 y 40 euros cada vez que se produce dicha situación. 

 

La comisión de devolución de efectos trae causa del contrato de descuento de efectos de comercio. Por el contrato de descuento, el cliente satisface un interés por el descuento y una comisión por la gestión de cobro. Si el efecto resulta impagado, el banco carga en la cuenta el importe nominal del efecto, así como la comisión de devolución, que suele ser del 6% del nominal. Esta comisión tiene un alto impacto económico que se recoge periódicamente en las estadísticas del INE. 

 

Estas comisiones se pueden reclamar si han sido repercutidas de forma ilegal durante un plazo de 15 años para los contratos firmados antes de octubre de 2015. 


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 162 visitas