SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Se acabaron las bolsas gratis en los comercios: el año que viene nos las cobrarán

Redacción,  Viernes, 24 de Febrero de 2017
Las bolsas de plástico no serán gratis, las cobrarán en cualquier establecimiento. Lo que empezó siendo una práctica de algunos supermercados españoles en pro de mejorar el medioambiente, se convertirá en algo obligatorio a partir del próximo año.
El Gobierno quiere adelantar a enero del próximo año la prohibición de distribuir bolsas de plástico de forma gratuita.

Una Directiva europea obliga a España a tomar medidas para reducir el consumo de bolsas plásticas en todo tipo de comercios, incluidos los pequeños y los de proximidad.

 

Europa da dos opciones para que los países incorporen y prohíbe su gratuidad. La primera de ellas es adoptar medidas que garanticen que el nivel de consumo anual no supere las 90 bolsas de plástico ligeras por persona, a más tardar el 31 de diciembre de 2019; y 40 bolsas de plástico ligeras por persona a más tardar el 31 de diciembre de 2025, o un objetivo equivalente expresado en peso. La segunda opción, la elegida por el Gobierno español, consiste en añadir elementos que garanticen –como muy tarde el 31 de diciembre de 2018-que no se entreguen gratuitamente bolsas de plástico ligeras en los puntos de venta de mercancías o productos, a menos que se apliquen instrumentos igualmente eficaces.

 

El Real Decreto que prepara el Gobierno busca adelantar a enero del próximo año la prohibición de distribuir bolsas de plástico de forma gratuita. Incluye también la subida de los precios de las mismas: desde 5 céntimos a un máximo de 30 en función de las características y usos de las bolsas.


¿Nuevo impuesto?

La Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged), entre las que se encuentran firmas como El Corte Inglés, Media Markt o Carrefour, ha señalado que las empresas incluidas en su asociación trabajan desde hace años en la reducción de estas bolsas. Indica que estas entidades aplican un enfoque voluntario para su reducción, impulsando campañas de sensibilización tanto para empleados como para consumidores. En relación a una propuesta para crear un impuesto a ejemplo de otros países, han manifestado que con carácter general son contrarios a crear nuevas figuras impositivas.

 

Otra de las asociaciones que se ha pronunciado sobre estas cuestiones ha sido la de Distribuidores y Supermercados (Asedas), que integra a cadenas como Mercadona, Grupo Dia, Ahorra Más o Covirán. Se muestran contrarios tanto a establecer un precio mínimo como a crear un nuevo impuesto. Ignacio García, director general, ha propuesto, en declaraciones a Europa Press, que se pongan “objetivos exigentes a las empresas que ponen bolsas en el mercado y se les permita elegir cuáles son los medios más adecuados para conseguir esos objetivos”.

 

Ha añadido que si en el antiguo plan de residuos desarrollado entre 2011 y 2015 las cadenas de supermercados redujeron el uso de las bolsas de plástico en un 80%, el sector podrá seguir haciéndolo “sin la necesidad de que se ponga un precio fijo y mucho menos un impuesto”.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 362 visitas