SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Las ventajas de la mediación de conflictos

Redacción,  Lunes, 01 de Agosto de 2016
La aseguradora DAS International enumera 10 razones a favor de la mediación de conflictos.

Los datos son elocuentes: en España se celebran cada año 9,5 millones de litigios, uno por cada cinco ciudadanos. El coste mínimo de cada litigio ronda los 3.000 euros. ¿Hay alternativas, soluciones más eficientes y más baratas? Las hay, una de ellas es la mediación de conflictos.

 

La mediación de conflictos es una solución en la que dos o más partes intentan, de forma voluntaria, alcanzar un acuerdo negociado con la ayuda de un mediador. La clave es que al basarse en el diálogo entre las partes, permite resolver el conflicto en menos tiempo y de manera más satisfactoria, “ya que son los propios implicados quienes alcanzan la solución a su controversia, a diferencia de la sentencia judicial, en la que la resolución es adoptada por el tribunal”, precisa la aseguradora DAS Internacional.

 

No es obligatorio acudir a la mediación, ya que es una vía alternativa y voluntaria. Tampoco es obligatorio mantenerse en el procedimiento ni alcanzar un acuerdo. La mediación se realiza ante una entidad pública o privada que facilita el acceso y administración de la mediación, incluyendo la designación de los mediadores. El mediador es una persona con un título universitario oficial o de formación profesional superior, y que acredita haber realizado cursos específicos impartidos por instituciones acreditadas.

 

Una duda que surge a quien no ha acudido a la mediación: una vez finalizado el procedimiento de mediación, ¿es posible acudir a los tribunales? La respuesta es sí. Si no se llega a un acuerdo, se puede reclamar ante los tribunales.


Las 10 ventajas de la mediación de conflictos

La aseguradora DAS International enumera 10 razones a favor de la mediación de conflictos:

 

1. Ahorro

En una alternativa más barata que los procedimientos judiciales.

 

2. Rapidez

Frente al plazo medio de 296 días para resolver una demanda ante un tribunal de primera instancia, la mediación tiene una duración más corta.

 

3. No hay vencedores ni vencidos

“Ni vencedores ni vencidos”, recuerda DAS, porque las dos partes negocian la solución a su controversia.

 

4. Confidencialidad

Tanto los documentos como las manifestaciones de las partes se mantienen en secreto por parte del mediador.

 

5. Traje a medida

Permite alcanzar soluciones más imaginativas. Por ejemplo, en una disputa por impago, puede optarse por un pago a plazos de la deuda, algo que sería impensable en un proceso judicial.

 

6. Versatilidad

La mediación no se realiza para delitos penales, pero sí un abanico muy amplio de disputas. Es muy útil en todos aquellos conflictos surgidos entre dos partes que mantienen una relación continuada como familias, comunidades de vecinos, empresas, etc.


7. Soluciones duraderas

Al ser una solución consensuada por las partes y no impuesta por terceras personas, suele ser más estable y duradera que la que imponen los tribunales.

 

8. Acuerdos parciales

En algunas disputas facilita llegar a acuerdos en algunos puntos del conflicto y permite ir al juzgado con soluciones parciales.

 

9. Útil para el abogado

La mediación y vía judicial son complementarias. Para un abogado es un instrumento más para proporcionar una solución a su cliente

 

10. Adecuada para la empresa

Es también una opción muy recomendable en el caso de organizaciones que desean evitar publicidad negativa.

  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 550 visitas