SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

España pone medidas contra el gas radón, que multiplica las posibilidades de cáncer de pulmón

Redacción,  Miércoles, 15 de Febrero de 2017
El próximo año entrará en vigor una Directiva de la Unión Europea que obliga a los estados miembros a controlar la proliferación del gas radón en los centros de trabajo y viviendas. Pero España se ha adelantado y ya trabaja en medidas para acotar la situación.
Galicia y Castilla y León son dos de las Comunidades más afectadas por la exposición al gas radón.

Por partes: la UE aprobó una Directiva en 2013 que entrará en vigor en 2018 y que hace que el Gobierno tome iniciativas. Esa norma obliga a medir ese gas en los lugares de trabajo que se encuentren en áreas de riesgo y mitigar su presencia.

 

Este gas se origina en el subsuelo granítico al haber rocas con alto contenido de uranio, origen del radón. El gas emite unas partículas alfa muy energéticas que impactan de manera continua en el epitelio pulmonar y multiplican el riesgo de padecer cáncer de este tipo.


Código técnico y plan estatal

El Ejecutivo español tomará medidas a través de 2 ministerios. Por un lado, el Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha un grupo de trabajo para redactar un plan estatal de actuación contra este gas en viviendas, edificios públicos y lugares de trabajo. También se implicará el Ministerio de Fomento, que tramitará un decreto para dar alas a un código técnico de edificación que contemple las exigencias establecidas en la ley para proteger a las personas contra este gas.

 

Estos cambios incluirán requisitos para las obras que superen los porcentajes de este gas que establezca el ministerio. No podrá ser 300 becquerelios por metro cúbico que, para entendernos, es la unidad de medida de este gas y la que ha establecido la Unión Europea. Unos números que descontentan a los expertos por insuficiente para considerarlo peligroso, si se tiene en cuenta que en Estados Unidos esta cantidad máxima se fija en 148 y que la Organización Mundial de la Salud puso la frontera del peligro en 100. En algunas viviendas de Galicia se han detectado 3.000 y 4.000 becquerelios.

 

Es precisamente Galicia, en Orense y Pontevedra, principalmente, uno de los lugares de España con más presencia de este agente cancerígeno, según los datos del Consejo de Seguridad Nuclear. Otros lugares de España afectados por este problema son Ávila y Salamanca en Castilla y León, Extremadura, la Comunidad de Madrid y Toledo, en Castilla La Mancha.

 

Para seguir estos temas y otros relacionados con la radioactividad el Consejo de Seguridad Nuclear publicó un documento con 10 preguntas que pueden ayudar a su comprensión. Las medidas concretas sobre el gas radón habrá que esperarlas a lo largo de este año.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 381 visitas