SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Si has vendido tu casa a pérdidas en los últimos 4 años, reclama la plusvalía municipal

Redacción,  Miércoles, 31 de Mayo de 2017
Los ciudadanos que por la crisis económica se han visto obligados a vender sus viviendas a un precio inferior al de compra, pueden reclamar la plusvalía municipal.
Aquellos que hayan pagado la plusvalía municipal por el supuesto incremento del valor del terreno en los últimos 4 años, pueden reclamar estas cantidades abonadas a los ayuntamientos.
 
El pasado 11 de mayo el Tribunal Constitucional declaró “inconstitucionales y nulos” tres artículos de la Ley de Haciendas Locales. Esto es lo que señalaba en su fallo: 

 

En atención a todo lo expuesto, el Tribunal Constitucional, POR LA AUTORIDAD QUE LE CONFIERE LA CONSTITUCIÓN DE LA NACIÓN ESPAÑOLA,

Ha decidido

Estimar la cuestión de inconstitucionalidad núm. 4864-2016 y, en consecuencia, declarar que los arts. 107.1 (LA LEY 362/2004), 107.2 a) (LA LEY 362/2004) y 110.4, todos ellos del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo (LA LEY 362/2004), son inconstitucionales y nulos, pero únicamente en la medida que someten a tributación situaciones de inexistencia de incrementos de valor.


Patricia Suárez, presidenta de Asufin.
Según la tasadora Tinsa se estima que se han producido en estos años 550.000 ventas con pérdidas, lo que supone que los ayuntamientos tienen que devolver cerca de 2.500 millones de euros a los ciudadanos, aunque está claro que no están por la labor ya que este impuesto supone una de las principales fuentes de financiación de los consistorios.
 
Desde Asufin se pide a los ayuntamientos de España que atiendan las reclamaciones de los ciudadanos sin necesidad de acudir a los tribunales, ya que este trámite supone para el contribuyente un doble pago: primero por un impuesto que no se debió cobrar, y segundo, por hacer uso de unos tribunales que pagamos todos a sabiendas de que la sentencia será favorable al contribuyente, afirman desde la asociación.
 
Patricia Suárez, presidenta de Asufin, explica a El Consumidor Seguro quién puede reclamar, qué documentación se necesita y dónde hay que presentar estas reclamaciones.
 
En primer lugar, recuerda que “se puede reclamar tanto si se ha abonado el impuesto por una venta, por una herencia o por una donación siempre y cuando no se haya producido un incremento del valor del inmueble”. Para demostrar esta situación, el contribuyente debe aportar “la escritura de compra, la escritura de venta y el recibo de pago del impuesto”, precisa.
 
Con esta documentación hay que presentar la reclamación por “vía administrativa en el propio ayuntamiento dónde se hizo el pago del impuesto haciendo constar el importe reclamado y la documentación que lo acredita. Si la respuesta es negativa, se pondrá recurso de reposición ante el Tribunal Económico Administrativo. Si la respuesta es positiva, aquí se acaba la reclamación”, añade. En el caso de que la respuesta sea negativa, “en el plazo de 2 meses se podrá poner un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia”.
 
Desde Red Abafi, agrupación de abogados y economistas especialistas en derecho bancario, coinciden con Asufin en sus propuestas. “El Tribunal Constitucional ya ha dejado esta cuestión definitivamente aclarada”, pero “por desgracia el estado de las arcas municipales que son a las que va destinado el impuesto no nos permite albergar esperanzas en tal sentido, y mucho nos tememos que negarán la existencia de tales pérdidas y obligarán a los afectados a reclamar en el procedimiento administrativo correspondiente”, es decir, en los tribunales de justicia. 

  • COMENTAR
  • 1 comentarios
  • 685 visitas
 
COMENTARIOS (1)
 
1. Publicado por Aarón el 01/06/2017 03:06
 
Sin duda se ha aliviado la injusticia que soportaba el ciudadano a la hora de pagar por un incremento de valor que no ha sucedido, pero los efectos de la sentencia no van a ser muy alentadores para los que ya hayan cumplido con el pago del impuesto.

Los efectos de la Sentencia me temo que, a priori, no serán retroactivos, por lo que afecta a todos los procedimientos que aún estén vivos, y no así a aquellos sobre los que ya exista una resolución firme.

Y tampoco la Sentencia deja todo resuelto, puesto que no entra a valorar cómo se podrá probar que no exista un incremento, lo deja en manos del legislador, por lo que ahora mismo se provoca un vacío normativo, porque la resolución termina exponiendo que:

"debe indicarse que la forma de determinar la existencia o no de un incremento susceptible de ser sometido a tributación es algo que solo corresponde al legislador, en su libertad de configuración normativa, a partir de la publicación de esta Sentencia, llevando a cabo las modificaciones o adaptaciones pertinentes en el régimen legal del impuesto que permitan arbitrar el modo de no someter a tributación las situaciones de inexistencia de incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana".