SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

El notición del año: ya puedes reclamar tu dinero pagado de más por la cláusula suelo

Ana Amigo,  Miércoles, 21 de Diciembre de 2016
Te explicamos cómo recuperar tu dinero
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado que el dinero cobrado de más a los hipotecados a los que se les aplicaba la cláusula suelo en sus contratos, y ésta se declare nula por los tribunales de justicia, se les tiene que devolver las cantidades cobradas de más desde el día en que firmaron su hipoteca.

Ya se puede reclamar el dinero pagado de más por las cláusulas suelo. Es el notición del año que ha provocado que los bancos se echen a temblar. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado que el dinero cobrado de más a los hipotecados a los que se les aplicaba la cláusula suelo en sus contratos, y ésta se declare nula por los tribunales de justicia, se les tiene que devolver las cantidades cobradas de más desde el día en que firmaron su hipoteca. La sentencia corrige así una anterior del Tribunal Supremo de 2013 que obligaba a las entidades a devolver lo cobrado indebidamente sólo desde esa fecha.

 

Los bancos deberán devolver cerca de 7.000 millones de euros a sus clientes, según los cálculos del Banco de España. 

 

Y teniendo en cuenta que aproximadamente el 40% de los hipotecados tenían estas cláusulas, un cliente con una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años habría pagado cerca de 16.000 euros de más. Ahora la entidad se lo tiene que devolver.


¿Cómo recupero mi dinero?

 

Las pocas entidades que aún aplicaban esta cláusula, a partir de ahora lo más probable es que dejen de hacerlo. Los clientes ya notarán en sus próximos recibos el descenso de la cuota. Pero, ¿me devolverán de oficio las cantidades abonadas de más? Desde Red Abafi, red de abogados y economistas que integra a más de un centenar de expertos en la lucha contra los abusos de las entidades financieras, se muestran ligeramente pesimistas en este sentido: “La experiencia nos dice que para recuperar lo cobrado de más habrá que reclamar”.

 

Entre los pasos a seguir, podemos intentar “hablar” con el banco, aunque lo más probable, y así lo dicen desde la AEB, es que las devoluciones se hagan previa reclamación del cliente.

 

Como segundo paso, desde Abafi nos aconsejan acudir entonces a un especialista en la materia que revise nuestras escrituras y los últimos recibos. Así podrá calcular exactamente el dinero cobrado de más y “presente demanda contra la entidad bancaria para recuperar la totalidad de las cantidades indebidamente pagadas, más los intereses legales desde que se pagaron, lo que supone prácticamente un tercio adicional”. Y nos alertan de que tengamos “mucho cuidado con aceptar ‘ofrecimientos’ del propio banco, pues en la mayoría de los casos suponen renunciar a dichos intereses e incluso a una parte de la cantidad que han de devolver”. 


¿Y si ya he terminado de pagar mi hipoteca?

 

En esta situación también se encuentran miles de españoles y están de enhorabuena. Según los abogados de Red Abafi, “el hecho de haber cancelado la hipoteca no influye para nada a la hora de reclamar puesto que se ha pagado mayor importe (en forma de intereses) de lo que hubiera correspondido. Por añadidura, la cláusula ha sido declarada nula por contravenir la ley, lo que significa a efectos de demandar, que es indiferente el momento en que se haya firmado la hipoteca o cuándo hayamos terminado de pagarla, ya que no prescribe”. 

 

De la misma manera, “aquellos afectados a los que unilateralmente se les eliminó la cláusula suelo con efectos de 9 de mayo de 2013 y no hubieran demandado hasta el momento, tampoco han perdido su oportunidad: al contrario, la sentencia del TJUE viene a confirmar el derecho que tienen a la devolución total y desde el principio de su aplicación de las cantidades pagadas”.

 

Lamentablemente, la mala noticia es para quienes en su momento demandaron y ya se les devolvieron las cantidades cobradas desde el año 2013. “Por desgracia, en el párrafo 68 de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se impide esa posibilidad, ya que el Derecho de la Unión no obliga a un tribunal nacional a dejar de aplicar las normas procesales internas que confieren fuerza de cosa juzgada a una resolución, aunque ello permitiera subsanar una infracción de una disposición, cualquiera que sea su naturaleza, contenida en la Directiva 93/13. Y en este sentido, la sentencia de 18 de febrero de 2.016 de nuestro Tribunal Supremo resolviendo una situación similar con una sentencia cuyo pronunciamiento fue contrario al que después pronunció el Tribunal Europeo, estableció que no cabía volver sobre lo ya resuelto y firme”.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 371 visitas