SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Resuelve tus conflictos de consumo sin ir a juicio con el Sistema Arbitral de Consumo

Redacción,  Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
El Sistema Arbitral de Consumo se caracteriza por ser voluntario, eficaz, gratuito, sencillo y vinculante.

El popular refrán ‘mejor un mal acuerdo que un buen juicio’ pudo ser el germen del arbitraje de consumo. Es una alternativa a la vía judicial para resolver conflictos entre consumidores y empresas cuando se trata de asuntos de pequeña cuantía. Pero maticemos el refrán, este sistema no es en absoluto malo y ofrece grandes ventajas a los consumidores, a los que les ahorra un buen dinero. Eso sí, no podremos acudir a él si se han producido daños o lesiones, en este caso, nadie nos libra de la vía judicial.

 

El Sistema Arbitral de Consumo se caracteriza por ser voluntario, eficaz, gratuito, sencillo y vinculante.


¿Cómo funciona?

A simple vista podría parecer que el arbitraje supone una serie de engorrosos procesos y muy largos. Pero la realidad es que su funcionamiento es muy sencillo. Estas son las principales pautas:

 

1- Iniciar el proceso: Cuando un consumidor tiene un problema con una empresa tiene que, o él mismo o a través de una asociación de consumidores, presentar una solicitud ante la Junta Arbitral de Consumo. La empresa aceptará ir al arbitraje si así lo estima oportuno o en el caso de estar adherida al sistema previamente, de forma obligatoria.

 

2.- Colegio Arbitral: A continuación se constituye el Colegio Arbitral formado por 3 árbitros: el presidente, el representante del consumidor y el representante de la empresa.

 

3.- Procedimiento: En 3 meses se reunirán los árbitros y se analizarán las pruebas presentadas.

 

4.- Laudo arbitral: En un plazo máximo de 4 meses se emitirá un laudo arbitral con carácter vinculante y con la misma validez que una resolución judicial y de obligado cumplimiento por las partes.

 

En resumen, se trata de un sistema muy ventajoso para los consumidores ya que les ahorra tiempo y dinero. Aproximadamente en un plazo de 6 meses se obtiene una resolución frente a los 2 años de la vía judicial. Además, es un sistema gratuito que no conlleva gastos de abogado.


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 577 visitas