SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Actúa con responsabilidad: coloca la silla de tu hijo en sentido inverso a la marcha del vehículo

Redacción,  Martes, 01 de Noviembre de 2016
Los padres españoles, por falta de información, colocan en sus vehículos incorrectamente las sillas de sus hijos.
Las sillitas infantiles colocadas en sentido inverso a la marcha del vehículo protegen 5 veces más.

Hasta 2 de cada 3 están mal colocadas y las consecuencias son trágicas, porque el 30% de los menores fallecidos durante 2015 viajaban sin sillita, según datos de la DGT. Hay que recordarlo una vez más: las sillitas infantiles tienen que colocarse en sentido inverso a la marcha del vehículo porque protegen 5 veces más.

 

El objetivo es muy concreto y sencillo, conseguir un 100% de utilización de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) en los coches ya. Y además que se usen de forma correcta.

 

La Fundación Mapfre ha realizado durante dos años un estudio sobre la eficacia de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) y ha concluido que colocar las sillas de los niños en los vehículos en sentido contrario al de la marcha puede reducir las lesiones de gravedad en un 95%.

 

Desde octubre de 2015 los niños menores de 1,35 cm no pueden viajar en el asiento delantero. Por otro lado, la normativa también obliga a los bebés de hasta 15 meses y que pesen menos de 10 kg viajar mirando hacia atrás. En 2015 murieron 25 niños fallecidos en accidentes de tráfico, un 32% menos que el año anterior. Pero el objetivo es 0 fallecimientos.

 

Como padre, actúa con responsabilidad. Estos son los 4 consejos principales:

 

1.- NUNCA utilices sillitas no homologadas. Desde Fundación Mapfre se denuncia que en la Comunidad de Madrid se ha detectado la venta de sillas sin homologar a bajo coste, unos 35 euros, en comercios generalistas. Los ensayos realizados a 48 km/h con estas sillas han demostrado que se rompen y que son un sistema totalmente inseguro.

 

2. NUNCA utilices sillas antiguas. Las sillas envejecen con el uso. El calor dentro de los vehículos o la humedad hacen que los materiales se deterioren. Una silla de entre 6 y 8 años puede presentar graves deficiencias. Las herencias entre hermanos o el préstamo entre familiares y amigos no es buena idea para los elementos de seguridad en el vehículo.

 

3.-NUNCA dejes holguras. Las pruebas de impacto realizadas en la Fundación Mapfre demuestran que permitir que los más pequeños viajen con holguras en el cinturón de seguridad y en el arnés de seguridad provoca daños considerables en la cabeza y el tórax.

 

4.- NUNCA permitas que los niños no utilicen sus elevadores. “No queramos ser mayores antes de tiempo”. Hasta los 36 kg de peso o hasta alcanzar los 135 cm de altura los niños deben llevar elevadores para una correcta adaptación del cinturón de seguridad


 

  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 257 visitas