SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Caso práctico: así funcionan los simuladores de pensiones

Redacción,  Miércoles, 28 de Diciembre de 2016
Sencillos, precisos y sobre todo muy útiles. Los simuladores de pensiones son extremadamente importantes porque permiten realizar un cálculo muy aproximado de cuál será nuestra pensión de jubilación y poder tomas decisiones de futuro.
Es recomendable comenzar a planificar el futuro tras la jubilación y complementar la pensión pública con algún producto de ahorro.

Los simuladores de pensiones son herramientas muy útiles para ayudar a planificar el futuro y proteger a la familia. Mediante la introducción de datos básicos se puede realizar un cálculo para conocer a cuánto ascenderá la pensión del sistema público al alcanzar la edad de jubilación. Los datos que habitualmente hay que introducir son la edad, años cotizados a la Seguridad Social, salario bruto anual y fecha prevista para la jubilación. También si se dispone de un plan de pensiones y cuánto se aporta anualmente. Incluso permiten conocer la cobertura que quedaría en un posible caso de incapacidad o fallecimiento.


La planificación

 

Es la palabra que más se repite: planificación. Porque en la mayoría de los casos las pensiones públicas que percibiremos tras la jubilación serán considerablemente menores al salario que cobramos durante nuestra vida laboral.

 

Los simuladores permiten analizar las necesidades de las familias y sus posibilidades de ahorrar a través de productos como planes de pensiones y otros. En realidad, los simuladores son herramientas precisas para conocer qué necesidades concretas y qué importes debemos destinar para lograr esa protección social o familiar.

 

También indican el ahorro fiscal que se puede obtener en función de cada opción y de las aportaciones. Atención a esta cuestión, porque es especialmente importante ya que las aportaciones anuales a planes de pensiones o a fondos de previsión social ayudan a reducir la base imponible del impuesto sobre la renta. A través de los simuladores se puede conocer cuáles son los techos de aportaciones y los importes ajustados a cada situación.


Ejemplo práctico

Para un trabajador por cuenta ajena cuyos datos sean estos…

 

Edad: 45 años

Años cotizados a la Seguridad Social: 19

Edad prevista de jubilación: 67 años

Salario bruto anual: 35.000€

 

Así quedaría su pensión

 

Pensión bruta de la Seguridad Social: 32.427€

Ingresos netos después de impuestos: 26.796€

 

El resultado es evidente y la conclusión clara: es recomendable comenzar a planificar el futuro tras la jubilación y complementar la pensión pública con algún producto de ahorro.

 

Muchas entidades disponen en su web de un simulador de pensiones: Aviva, Mapfre, BBVA, Santander, CaixaBank, Edad & Vida, Mercer, Liberbank, Bankinter, santalucía…


  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 355 visitas