SUSCRÍBETE GRATIS A
NUESTRA NEWSLETTER
 

Los 3 trucos para sacar el máximo rendimiento a la lavadora

Redacción,  Lunes, 10 de Abril de 2017
3 sencillos trucos y la lavadora funcionará muchos años y además le sacaremos el máximo rendimiento posible y, además, ahorrando.
La empresa experta en reparaciones HomeServe conoce todos los entresijos de los hogares y ofrece diversos consejos, servicios y soluciones para sacar todo el partido a nuestras viviendas. La lavadora es un electrodoméstico imprescindible que puede alcanzar una larguísima vida útil.
 
Personas solteras, casadas, con familia corta o numerosa… da igual, para todos sirven estos 3 consejos para el uso de la lavadora que ayudan a ahorrar dinero y averías:

1. El tambor, lleno a tres cuartos.

No sobrecargar la lavadora, esa es la mejor recomendación. Porque si el tambor de la lavadora está muy lleno ni las prendas ni el agua circularán libremente en el interior y la ropa no se lavará bien. Y al echar jabón lo más habitual es que se quede acumulado solo en algunas partes y no llegue a toda la ropa.
 
Tampoco se debe poner la lavadora con el tambor a medio llenar o menos, porque lo único que conseguiremos es desperdiciar agua y electricidad. Lo mejor es que el tambor esté, digamos, lleno a tres cuartos.

2. Limpiar las partes de la lavadora.

Sí, también hay que limpiar la lavadora, por muy moderna y sofisticada que sea. Una de las partes más sensibles y que hay que limpiar con asiduidad es el filtro. En el filtro se acumula toda la suciedad –para eso está-, es donde van a parar las fibras de ropa, hilos, pelusas y pelos.
 
La puerta de la lavadora y las gomas también piden una limpieza de vez en cuando porque la humedad puede generar moho, que ya sabemos que tiende a hacerse fuerte. Por eso también se recomienda que al acabar un lavado se deje abierta la puerta de la lavadora, para que no aparezca moho ni se acumulen malos olores. Y hay que limpiar hasta los cajetines donde se echa el detergente y el suavizante. 

3. Ropa muy sucia = lavado en frío

Hay ocasiones en las que la ropa llega a la lavadora con una suciedad de otro mundo. Nadie se explica cómo todo ese barro, manchas de salsa o grasa ha ido a parar a nuestra ropa. En esos casos de gran suciedad, se recomienda lavar en frío. Lavar en caliente consume mucha más energía en cada lavado y además puede estropear la ropa. Si no es imprescindible y no se llega a una suciedad extrema, mejor el lavado en frío.

  • COMENTAR
  • 0 comentarios
  • 304 visitas